Nuestras Creencias

Castillo Del Rey, Asociación Religiosa

Creemos que la Palabra de Dios, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento fueron escritos por hombres inspirados   por el Espíritu Santo y son el registro escrito de la revelación de Dios a los hombres.
Creemos en un solo Dios viviente, eterno ( Deuteronomio 32:40 ; 33:27; Salmo 9:7 ; 135:13 ; 145:13) único y verdadero, quien se ha manifestado a si mismo, por medio de revelación propia, como el ” YO SOY ”   el que siempre es, el que siempre ha sido,   y el que siempre será Quien es ( ” YO SOY El QUE SOY” ) El es de existencia propia, el Primero y el Ultimo, el Altísimo ( Deuteronomio 32:8)
Creemos en Dios Padre, quien no es visible ( Colosenses 1:15), y es el Creador y Señor del cielo y de la tierra ( Mateo 11:25 ; Lucas 10:21 ) , El tiene vida en si mismo ( Juan 5:26), El es perfecto ( Mateo 5:48) , justo ( Juan 17:25) , viviente ( Juan 5: 57) , y glorioso ( Efesios 1:17) Padre de Misericordia ( Lucas 6:36) y Dios de toda consolación ( II Colosenses 1:3 ) , De El desciende toda buena dádiva y todo don perfecto y en El no hay mudanza, ni sombra de variación ( Santiago 1:17)
Creemos en Nuestro Señor Jesucristo el Unigénito Hijo de Dios ( Juan 1:14, 3:16 ;   I Juan 4:9 ) y El Salvador del mundo ( I Juan 4:14.   El es la imagen del Dios invisible, El Primogénito de toda creación ( Colosenses 1:15 ; II Corintios 4:4) En El habita corporalmente toda la plenitud de la deidad, y El es la cabeza de todo principado y potestad ( Colosenses 2:9, 10 )
Creemos en El Espíritu Santo quien procede de Dios ( Juan 15:26; I Corintios 2:12) y es El Espíritu de Dios . El es eterno ( Hebreos 9:14 ) , glorioso ( I Pedro 4:14 ) , bueno ( Nehemías 9:20;   Salmos 143:10)   y noble ( Salmo 51:12 ) El es Espíritu de verdad ( Juan 14:17 ; 15:26 ; 16:13 ; I Juan 5:6 ) , gracia ( Hebreos 10:29) , santidad ( Romanos 1:4) , sabiduría, inteligencia, consejo, poder, conocimiento ( Isaías 11:2 ) , profecía ( Apocalipsis 19:10) y de vida ( Efesios 4:30) , ” El Espíritu del Dios vivo” ( II Corintios 3:3 ) , El Espíritu de Su Hijo” ( Gálatas 4:6) , El Espíritu De Cristo” ( Filipenses 1:19) , y El Espíritu del Señor” ( Isaías 61:1 ; Lucas 4:18 ; Hechos 5:9 ; 8:39 ; II Corintios 3:17, 18.
Creemos que Dios creo una innumerable cantidad de seres espirituales libres del pecado, conocidos como ángeles; ” Lucifer” , ( Lucero de la mañana) uno de los de mas alto rango , pecó de orgullo convirtiéndose en Satanás ;   y que una parte de los seres angelicales le acompañaron en su caída moral y se han convertido en demonios sus agentes activos.
Creemos que Satanás es el originador del pecado y que bajo el permiso de Dios , el en forma sutil hizo caer en el pecado a nuestros primeros padres , llevándose   a cabo su decadencia moral y diabólica. El es el enemigo de Dios, de la iglesia y de la humanidad.
Creemos que Satanás fue vencido por Jesucristo en el Calvario y que Cristo delegó su autoridad sobre Satanás a Su cuerpo la iglesia.
Creemos también que una gran cantidad de ángeles conservaron su estado puro y están ante el trono de Dios, desde   donde son enviados a ministrar   a aquellos que son los herederos de la salvación ( Isaías 14:12; Ezequiel 28:11-19 ; II Pedro 2:4 ; Judas 1:6 ; Génesis 3:1-19 ; Romanos 5:12-14 ; II Corintios 4:3,4 ; 11:13-15 ; Efesios 6:10-12 ; II Tesalonicenses 2:4 ; I Timoteo 4:1-3 ; Colosenses 2:15 Apocalipsis 20:1 – 3, 10 ; Lucas 15:10 ; Efesios 1:21 ; Hebreos 1:14.
Creemos que Dios creó la tierra soberanamente de la nada y que la creó para que el hombre la habitase Génesis 1:1 ; 2:4 )
Creemos que el hombre   fue creado por Dios a Su imagen conforme a Su semejanza por medio de un acto directo e inmediato de El mismo ( Génesis 1:26,27)
Creemos que Dios hizo al hombre   para tener comunión y armonía con El y vivir eternamente una relación libre de amor y de bendición. Dios lo puso en el mundo para fructificar y multiplicarse; llenar la tierra y sojuzgarla y señorear en ella ; para labrarla y guardarla ( Génesis 1:26,28 ; 2:15)
El hombre fue creado con libre albedrío , es decir, la habilidad de decidir y escoger por si mismo. Al establecer una relación de amor y obediencia , el hombre glorificara a Dios y gozará de El para siempre.
Creemos que el hombre , por voluntad propia , rehusó y rechazó la autoridad de Dios sobre su vida y por lo tanto , perdió todas las bendiciones que Dios tenía preparadas para el . El hombre decidió desobedecer a Dios   y no andar en Su camino   ni en Su plan maravilloso.
Creemos que solamente   el arrepentimiento genuino de nuestros pecados y la fe   en Nuestro Señor Jesucristo hace efectivas la salvación para el hombre. Una persona es justificada, reconciliada con Dios y hecha participe de la muerte de Jesucristo a través de una fe sincera en la sangre derramada de Jesucristo .
Creemos que a cause de la muerte espiritual ( Universal) que vino a la humanidad a través del pecado nadie puede entrar al Reino de Dios a menos   que sea nacido de nuevo por El Espíritu de Dios
Creemos que nuestra redención y el perdón de nuestros pecados ha sido llevado a cabo únicamente por la sangre derramada de Nuestro Señor Jesucristo quien murió como nuestro sustituto y que no hay salvación en ningún otro nombre.
Creemos que la vida del creyente es un continuo caminar conforme los preceptos de Dios para poder vivir una vida abundante y victoriosa Solamente Cristo en nosotros es la esperanza de gloria. Es necesario una dependencia completa   en Cristo Jesús permaneciendo en El y permitiéndole   El vivir Su vida   en y a través de nosotros. Separados de El nada podemos hacer.
Creemos que solo Dios mismo, es poderoso para guardarnos sin caída y presentarnos sin mancha delante de Su gloria con gran alegría a través de la morada y Señorío   perpetuoso de Cristo en el corazón y la obra constante del Espíritu Santo   en el creyente.
Creemos que es necesario andar en el Espíritu y pensar en las cosas del Espíritu sabiendo que el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.
Creemos que es a través del Espíritu Santo que somos transformados y renovados en nuestra mente .
Creemos que cada creyente necesita establecer y construir su vida sobre   el fundamento que es Cristo   y Su Palabra. Bajo el Señorío de Jesucristo el creyente debe tener experiencia y conocimiento real , no nada mas de lo que es el nuevo nacimiento , el arrepentimiento, obras muertas y de la fe en Dios, sino también de la doctrina del bautismo , de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y de el juicio eterno ( Colosenses 1:27 ; Juan 15:4,5 ; Judas 24 ; Romanos 8:5,6 ; I Corintios 3:11-13 ; I Pedro 2:3 ; I Tesalonicenses 5:17. . . . .
Bautismo
Creemos que el Nuevo Testamento enseña por lo menos tres bautismos .
Primero: Está el bautismo por El Espíritu Santo en el cuerpo de Cristo> Mediante este bautismo, el pecador arrepentido , confía en Jesucristo como su Salvador y Señor .
Segundo: Está el bautismo en agua de los creyentes.
Creemos que este bautismo fue dado a la iglesia como una ordenanza por medio de la cual el creyente experimenta la realidad de la crucifixión y la resurrección con el Señor Jesucristo . Recomendamos que sea por inmersión, donde sea posible , por ser la forma más adecuada en su simbolismo y probablemente la forma original .
Tercero: Está el bautismo en El Espíritu Santo( O llenura del Espíritu Santo) . Este bautismo puede ocurrir subsecuentemente   a la conversión .
Creemos que a cada creyente le es dada una manifestación del Espíritu para provecho y que una evidencia normal de este bautismo es la manifestación de uno o más dones del Espíritu Santo según I Corintios 12:7-11 siendo el don de lenguas el que mas comúnmente se manifiesta .
Creemos que a medida que el creyente se somete y se entrega al Espíritu Santo, las debilidades en su vida son transformadas en poder y este poder se manifestará en un testimonio fiel y fructífero de Jesucristo y en la habilidad de vivir según la voluntad de Dios.   I Corintios 12:13 ; Mateo 18:19-20 ; Romanos 6:3-6 ; Hechos 1:5 ; 8:2 ; 4:38 ; 10:46 ; 11:28 ; 19:6 )
Sanidad Divina
Creemos que la sanidad divina es uno de los beneficios provistos para el hombre a través de la muerte de Nuestro Señor Jesucristo .
Creemos que la oración de fe sanará   al enfermo( Isaías 53:4,5 ; Mateo 8:17 ; Hechos 4:30 ; 9:11 ; Santiago 5:14 ; I Pedro 2:24,25)
La Iglesia
Creemos que todos aquellos que están unidos a Jesucristo por el nuevo nacimiento son miembros de la iglesia Universal; el cuerpo de Cristo.
Creemos que la congregación local de creyentes cristianos es instituida por Dios   y es el instrumento que El ha escogido para adelantar Su obra y extender Su Reino.
Aunque apreciamos y apoyamos   los ministerios paraeclesiásticos creemos que la iglesia local es el vehiculo escogido   por Dios para la evangelización   y el discipulado del mundo   y el cuidado, el compañerismo y el crecimiento de los creyentes y en el trabajo en conjunto con otros que creen en la salvación por la sangre derramada por Jesucristo. Esta unidad es de gran importancia, particularmente en relación a la tarea de la evangelización, las misiones y las obras benéficas ( Mateo 16:16-18 ; Juan 17:21 ; Romanos 12:5 ; Efesios 1:20-23 , 4:3-10   ; Colosenses 3:14,15)
Sacramentos
Creemos que el agua bautismal es únicamente para los creyentes   y recomendamos que el bautismo sea administrado por inmersión y bajo la autoridad   del Señor Jesucristo para la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo . El bautismo en agua es un testimonio público del arrepentimiento sincero, la fe genuina   en Jesucristo como Salvador y la decisión firme   de morir al pecado y resucitar   a una vida nueva en Cristo Jesús .
Creemos que una señal externa y visible de una realidad interior   e invisible de nuestra identificación con Cristo en su muerte, sepultura y resurrección ( Mateo 28:10-20 ; Hechos 8:16 ; Romanos 6:4.
Creemos que a través de la Santa Cena ( La Mesa del Señor, o La santa Comunión) el creyente
1.- Reafirma la realidad del Nuevo Pacto.
Creemos que la Santa Cena   es una continua y poderosa proclamación del triunfo de Cristo   en la cruz y de todos los beneficios otorgados   al creyente   a través de la entrega de Su cuerpo y el derramamiento de Su sangre . Ella anuncia la muerte   de Cristo Jesús hasta que El vuelva ( I Corintios 13:26)
2.- A través de la Santa Cena el Señor pone a disposición del creyente   uno de los medios de Su gracia y Su presencia presente y activa se manifiesta y puede ser experimentada cuando el creyente recibe por fe los elementos simbólicos y con gozo y gratitud participa en comunión íntima con Nuestro Salvador.
Creemos que estos sacramentos   están abiertos   a toda persona que ha recibido a Cristo Jesús   como Salvador y Señorr   y que no alberga en su corazón algún pecado no confesado a Dios .
Creemos que la práctica del lavamiento de pies puede ser edificante   para todos los creyentes   cuando se hace según las instrucciones del Señor Jesucristo ( Mateo 26:26 ; I Corintios 11:23,24 ; Juan 13:14,15)
Adoración
Creemos que el propósito de la adoración es glorificar a Dios y disfrutar de El.
Creemos que debemos adorar a Dios en Espíritu y en verdad a través de todas las formas que se describen en las Sagradas Escrituras, expresándole todo nuestro amor y dándole la honra, la gloria y la alabanza que El merece.
Ministros de la Iglesia
Creemos en el llamamiento divino y que es Dios quien constituye y equipa   a las personas   para los diferentes ministerios incluidos   el de Apóstol Profeta, Evangelista, Pastor y Maestro.
Creemos que estos dones ministeriales fueron dados a la Iglesia por El   Señor Jesucristo   después de Su ascensión
Creemos que a cada creyente le son dados dones para servir   a Dios, a la iglesia y al mundo; que todo creyente ha sido llamado a ser embajador de Cristo y que todo cristiano se le ha dado el ministerio de la reconciliación. ( Efesios 4:11-13 ; II Corintios 5:20 ; Romanos 12;6-8 ; I Corintios 12:7-11, 28)
Imposición de manos
Creemos en la doctrina de imposición de manos   para:
•  La confirmación de los creyentes en su llamado para algún compromiso o ministerio en la iglesia local.
•  La confirmación del llamamiento de Dios a uno de Sus ministerios especiales en la iglesia ( Hechos:1-30)
•  La importancia de algún don espiritual. ( I Timoteo 4:14 ; II Timoteo1:16
•  Una manera de recibir en algunos casos la llenura o bautismo del Espíritu Santo ( Hechos 8:17,18)
•  El ministerio de sanidad de los enfermos   a través del Señor Jesucristo ( Marcos 16:18)
•  La bendición y dedicación de los niños al Señor ( Marcos 10:16)or ( Marcos 10:16)
Creemos además en obediencia a las Sagradas Escrituras que no debemos imponer las manos con ligereza, sino que la imposición de manos debe confirmar o restaurar públicamente a alguna persona en un ministerio que ya ha sido observado y aprobado con discreción. ( I Timoteo 5:22 )
Evangelización y Misiones
Creemos que el Señor Jesucristo dejó a los creyentes un mandato y una misión explícita. Esa comisión es la de ir en Su nombre a todo el mundo y testificar de la salvación que es por Su gracia, predicar el evangelio a toda criatura, hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles que guarden todas las cosas que El les ha mandado.
Restauración de todas las cosas.
Creemos que Dios está restaurando por medio de Jesucristo, y a través de Su iglesia todo lo que perdió en la caída del hombre y que habrá   total y completa restauración   de todas las cosas por medio del Señor Jesucristo ( Daniel 7:14 ; Hechos 3:21 ; Apocalipsis 21:1-5)
Resurrección de los muertos y El juicio Eterno
Creemos que los espíritus y las almas de los no creyentes perduran después de la muerte física, conscientes de su condición y en sufrimiento hasta el juicio final en el Gran Trono Blanco. Después el alma y el espíritu y el cuerpo serán reunidos y la persona será lanzada al lago de fuego, no para ser destruidos, sino para sufrir eterna separación de la presencia de el Señor y de la gloria de su poder.
Creemos que en la muerte física, los espíritus y alma de aquellos que confiaron en el Señor   Jesucristo pasan inmediatamente a su presencia y permanecen presentes con el Señor hasta la gloriosa resurrección del cuerpo cuando Jesucristo venga por los suyos. Entonces el cuerpo, alma y espíritu se unirán de nuevo para estar en Gloria con El para siempre. ( Lucas 16:19-26 ; 23:42 ; II Corintios 5:8 ; Filipenses 1:23 ; II Tesalonicenses 1:7-9 ; Judas 6-7 Apocalipsis 20:11-15.
Castillo Del Rey A R